Esto ha sido posible gracias al uso de combustible sintético en sus vehículos de competencia, así como los vehículos de asistencia y grupo electrógeno, sin tener en cuenta, de momento, las emisiones por los desplazamientos del equipo. Con ello, astara demuestra que se puede competir al máximo nivel –la pareja Laia Sanz-Maurizio Gerini se encuentra en la posición 17ª de la general de autos–, de la forma más sostenible.

Según Patricia Pita, cuya participación también ha sido clave para favorecer el ahorro de emisiones, “este equipo se ha diferenciado siempre del resto por su conciencia con una competencia respetuosa con el medio ambiente. Haber formado parte de ello y hacer mi aportación a ese compromiso sostenible me enorgullece. Es un mensaje muy importante el que trasladamos”.

En el mayor reto del automovilismo deportivo del mundo, Astara ha sido pionera en el uso de combustible sintético desde 2022. El Astara 02 Concept, una evolución del vehículo del año pasado, ha mejorado la formulación del combustible sintético hasta conseguir una huella de carbono totalmente neutra (cero emisiones) en sus vehículos de competencia, frente al 90% en 2023 y el 70% en 2022, mejorando también el rendimiento, la aerodinámica y la propulsión.

Además, con el objetivo de reducir aún más la huella de carbono durante esta edición de 2024, el equipo está utilizando también combustibles de origen renovables en todos sus vehículos de asistencia y apoyo.

Cada vez más, los combustibles sintéticos se están posicionando como una de las alternativas para una transición de los motores de combustión a una movilidad más sostenible y las competencias deportivas no deben ser ajenas a este nuevo escenario. En Europa, el horizonte 2035 supone el fin de la venta de vehículos con motores de combustión, a excepción de los que utilicen combustibles sintéticos.

El Astara Team nació con la premisa de liderar la transición hacia la sostenibilidad en una de las competencias de motor más mediáticas del mundo, el Rally Dakar. Al finalizar la competencias, y al igual que en años anteriores, el equipo medirá, reportará y compensará las emisiones de gases de efecto invernadero de todas sus operaciones e integrantes, tanto directas como indirectas. Además, los datos de emisiones de cada etapa se harán públicos, algo que ningún otro equipo ofrece.

Como en la pasada edición, el proceso se llevará a cabo de forma transparente y certificada por reconocidos organismos independientes.

Óscar Fuertes, director deportivo del Astara Team, comenta que “los combustibles sintéticos son una solución magnífica para una carrera como el Rally Dakar. Desde el principio nuestro compromiso con el medio ambiente ha permanecido intacto y en cada edición aspiramos a más. Ese es uno de nuestros mayores desafíos”.